El Triangulo Daliniano | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.

Escapadas


1. Exterior del Teatre Museu Dalí amb la Torre Galetea a primer terme (Departament de Cultura / Bob Masters)
2. Colomar coronat per un ou i decorat amb forques a la Casa Salvador Dalí de Portlligat (Departament de Cultura / Bob Masters)
3. Roba dissenyada per Dalí i vestits de Gala, exposats Castell de Púbol (Departament de Cultura / Bob Masters)

Mapa

El Triangulo Daliniano

Un itinerario para conocer al genio catalán
Girona
Si trazamos una línea que una los municipios de Púbol, Portlligat y Figueres, dibujaremos un triángulo: el triángulo daliniano. Un espacio de 40 km2 que permite entender la obra y la vida de Salvador Dalí a través del Teatro-Museo Dalí (Figueres), el Castillo Gala Dalí (Púbol) y la Casa Museo Salvador Dalí (Portlligat). ¡Pon el coche a punto e inicia la ruta!
 
TEATRO-MUSEO DALÍ
Te proponemos iniciar el itinerario en el Teatro-Museo Dalí de Figueres. Considerado en sí mismo el objeto surrealista más grande del mundo, el edificio, construido sobre los restos del antiguo teatro de Figueres, alberga en su interior muchas obras maestras de Salvador Dalí. Después de almorzar, puedes dirigirte a Cadaqués y Portlligat, a unos 50 minutos en coche de Figueres, para seguir descubriendo al genio y pernoctar.
CASA MUSEO SALVADOR DALÍ
 
Antigua barraca de pescadores en Portlligat, la actual Casa Museo de Portlligat fue la única casa estable de Salvador Dalí. Se instaló en ella en el año 1930, y allí vivió y trabajó hasta 1982. Con la muerte de Gala, su esposa y musa, cambió su residencia al Castillo de Púbol. La construcción, ideada por Dalí y Gala, es una estructura laberíntica organizada alrededor del llamado Salón de la Osa. Para visitarla, hay que reservar entrada.
 
CASTILLO GALA DALÍ
 
Al día siguiente, después de dar una vuelta por el emblemático pueblo de Cadaqués, dirígete a Púbol, el final de la ruta, a una hora y media en coche. Podrás visitar el Castillo Gala Dalí, un edificio medieval regalo de Dalí a Gala. Abierto al público desde 1996, resume muy bien la relación entre los dos amantes. Una vez finalizada la visita, puedes almorzar en algún restaurante de la zona o bien en Girona, a media hora en coche aproximadamente.
 
 
¿Hemos conseguido inspirarte? ¿Tienes otras ideas interesantes para esta propuesta? Envíanoslas a través de Facebook o publica tus imágenes en Instagram con el hashtag #patrimonicultural.