Los jardines históricos de la Costa Brava | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.

Escapadas



1. Jardí Botànic Mar i Murtra (Fundació Carl Faust)
2. Jardins de Santa Cotilde (Ajuntament de Lloret de Mar)

Mapa

Los jardines históricos de la Costa Brava

De Blanes a Calella de Palafrugell, ofrecen unas vistas únicas del Mediterráneo Girona
La Costa Brava oculta tres jardines históricos: el de Mar y Murtra, en Blanes; el de Santa Clotilde, en Lloret de Mar; y el de Cap Roig, en Calella de Palafrugell. Puedes visitarlos los tres en un fin de semana, pues solo los separa un trayecto en coche de una hora.
 
JARDÍN MAR Y MURTRA (BLANES)
 
Por su gran número de plantas y su considerable extensión, el jardín botánico de Mar y Murtra es la colección de planta viva más importante de Cataluña y una de las más destacadas de Europa. Este jardín histórico destaca por la abundancia de cactus y de vegetación mediterránea, aunque también se puede ver en él una gran variedad de plantas procedentes de todo el mundo. Actualmente, más allá del recorrido por su espectacular fondo botánico, en él se organizan periódicamente jornadas, conciertos, cursos y talleres.
 
JARDINES DE SANTA CLOTILDE (LLORET DE MAR)
 
Los Jardines de Santa Clotilde, situados sobre un acantilado de gran belleza con vistas al mar, están considerado el ejemplo de jardín novecentista. Fueron diseñados por el arquitecto Nicolau Rubió i Tudurí, gran seguidor de Jean Claude Nicolas Forestier. Pasea por este jardín novecentista y detente en las plazoletas distribuidas acá y allá: podrás contemplar preciosas panorámicas del litoral.
 
JARDINES DE CAP ROIG (CALELLA DE PALAFRUGELL)
 
En 1927, el coronel zarista exiliado Nicolai Woevodsky y su esposa Dorothy Webster, construyeron sobre un acantilado de Cap Roig un castillo rodeado por un idílico jardín botánico, considerado uno de los más importantes del Mediterráneo. Actualmente, en los Jardines de Cap Roig se pueden ver esculturas de artistas contemporáneos. Durante la visita, no te pierdas el castillo y disfruta de las vistas privilegiadas en la Cala d’en Massoni, conocida como la “Bañera de la Rusa”: aquí es donde Dorothy Webster bajaba a nadar.

 
¿Hemos conseguido inspirarte? ¿Tienes otras ideas interesantes para esta propuesta? Envíanoslas a través de Facebook o publica tus imágenes en Instagram con el hashtag #patrimonicultural.