Alfolí i salines de Gerri de la Sal | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.
Alfolí i salines de Gerri de la Sal El oro blanco del Pallars
T
No se puede entender la villa pallaresa de Gerri sin lo que ha sido su motor económico desde la Edad Media, la sal. Las salinas, las más importantes que ha habido históricamente en Cataluña, han dado una fisonomía característica al pueblo, que se completa con el Real Alfolí de Gerri o Casa de la Sal y el monasterio de Santa María, una de las joyas del románico que se conservan en los Pirineos.

El alfolí y las salinas son las dos estructuras básicas utilizadas desde la edad media para extraer y tratar la sal en Gerri. A un lado del Noguera Pallaresa, entre el río y el pueblo, las salinas son estructuras de planta irregular, hechas con muros de piedra de diferentes formas y revestidas de barro, donde se conducía el agua de una fuente salada cercana al pueblo. Una vez parada en estas balsas, sólo había que esperar a que el calor evaporara el agua (proceso conocido también como "mina Ofita") y recoger la sal depositada en unas superficies planas de piedra enmarcadas con tablones de madera.

El alfolí era el almacén de esta preciada sustancia, un edificio de planta rectangular con tres niveles que actualmente acoge la musealización de todo el proceso industrial. Ubicado en la plaza Major de Gerri, se trata del edificio civil más grande en planta de todo el Pallars.

Finalizada la explotación salina ya bien entrado el siglo XX, actualmente el alfolí y las salinas permiten al visitante conocer el proceso de producción, transformación, almacenamiento y comercialización del oro blanco, la sal.

Planifica la visita

¿Qué puedo hacer?
Actualmente el Ayuntamiento organiza visitas guiadas a las salinas y en el Real Alfolí se puede ver una exposición donde se muestra el proceso de preparación de la sal.
Contacto
Plaça de Angel Esteva, 10, 
25590 Gerri de la Sal, Lleida
Tel: 973 662 040
¿Dónde comer y dormir?