Bodega de la Cooperativa Agrícola de l’Espluga de Francolí | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.
Bodega de la Cooperativa Agrícola de l’Espluga de Francolí La primera bodega modernista
La de l’Espluga de Francolí fue la primera bodega cooperativa encargada a un arquitecto de prestigio. Pere Domènech i Roura, hijo de Lluís Domènech i Montaner, inició la construcción de las “bodegas de autor” o “bodegas de ricos” con la proyección y la dirección de las obras. En la bodega de l’Espluga también trabajó, posteriormente, Cèsar Martinell. La primera bodega cooperativa modernista de Cataluña y del Estado se levantó en 1913; actualmente, este espacio pionero del cooperativismo más artístico e innovador acoge las instalaciones del Museo del Vino.

La disposición de la bodega es parecida a la de otros edificios contemporáneos: tres naves rectangulares y paralelas, tejados individualizados de dos vertientes y otra nave colocada perpendicularmente a las otras. En la estructura de la bodega encontramos toda la genialidad modernista. Pere Domènech diseñó un sistema de pilares en cruz que se convertían en arcos ojivales  con la función de arcos torales y formeros de una nave (soluciones aplicadas ya en la arquitectura medieval). Las naves, de 44 por 12 metros, albergaban un total de 40 tinas de hormigón armado de 340 hectolitros cada una, además de algunos lagares subterráneos. La nave perpendicular era un poco más pequeña (13 por 8 metros) y alojaba el muelle de entrada y la sala de máquinas (con prensas de última generación). Anexa a esta nave, la bodega también disponía de un laboratorio para tener un mejor control de todo el proceso productivo.

La fachada es igual para las tres naves principales. Los historiadores nos hablan de elementos que recuerdan la arquitectura catalana más genuina: arcos ojivales con pequeñas ventanas, pilares de ladrillo dispuestos verticalmente, coronaciones triangulares y galerías de arcos ciegos que nos recuerdan al románico lombardo. Los materiales utilizados en la fachada son la piedra labrada, el revoco y el ladrillo visto. Otro elemento “estético" es el depósito del agua. Situado al lado de la nave de descarga, se trata de una torre circular de ladrillo coronada por un tejado cónico decorado con el clásico trencadís  modernista (mosaico realizado con fragmentos cerámicos unidos con argamasa).

La bodega de l’Espluga de Francolí disponía, en 1915, de 1.311 metros cuadrados y 160 socios. Cèsar Martinell hizo una ampliación en 1929 añadiendo otra nave. En 1990 se reformó y restauró y, finalmente, en 1998 se inauguró el Museo del Vino.

Planifica la visita

¿Qué puedo hacer?
- Conoce más a fondo esta bodega emblemática con la visita guiada del fin de semana.
Horarios
Visitas: de lunes a viernes de 9.30 a 13 h y de 15.30 a 18.30 h. Sábados, domingos y festivos, de 10 a 14 h.
Agrotienda: de lunes a viernes: 9h a 13h y 15.30h a 18.30h | Sábados, domingos y festivos, de 10h a 14h.
El Museo del Vino estará cerrado los días 1 de enero, lunes de Pascua, 25 y 26 de diciembre.
Precios
Precios
Visita
Adultos, niños a partir de 7 años y grupos: 2,50 €
 
Consulta los precios en la web del monumento.
Contacto
Bodega de la Cooperativa Agrícola de l’Espluga de Francolí
C. Josep M. Rendé, 5
43440 L'Espluga de Francolí, Tarragona
Tel. 977870161
Veure localització
¿Dónde comer y dormir?

Nuestra Comunidad

#patrimonigencat