Joyas del románico catalán en Ripoll | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.

Escapadas

Mapa

Joyas del románico catalán en Ripoll

Cultura e historia a los pies de los Pirineos gerundenses Girona
En esta villa, situada en la confluencia de los ríos Freser y Ter, encontrarás algunos de los elementos románicos más importantes de Cataluña y del mundo. Rodeada de bosques, ríos, cimas... en Ripoll te impregnarás de historia y podrás gozar de la naturaleza de los Pirineos gerundenses.
 
MONASTERIO DE SANTA MARÍA
 
La joya de Ripoll, el Monasterio de Santa María también es conocido como la cuna de Catalunya. Situado en la plaza del Abad Oliba, fue fundado por el conde Guifré el Pelós en el año 879 y se convirtió en un centro religioso y cultural de primer orden. La portalada, uno de los monumentos románicos más importantes del mundo, ha sido restaurada recientemente, dejándose al descubierto la policromía medieval del pantocrátor.
 
IGLESIA DE SANT PERE
 
La Iglesia de Sant Pere, consagrada en 890 como iglesia parroquial, se encuentra en la misma plaza que el Monasterio de Santa María. Recientemente se la rehabilitó y recuperó para uso cultural, pues había sido utilizada como almacén durante más de 30 años. No se realizan en ella actividades de culto desde 1936, año de inicio de la Guerra Civil, cuando el templo fue profanado y los retablos destruidos.
 
MUSEO ETNOGRÁFICO
 
Sin moverte de la plaza del Abad Oliba, puedes entrar en el Museo Etnográfico, donde podrás recorrer las 12 colecciones que explican, entre otros temas, como eran el campesinado, los oficios, los pastores, la vida en el hogar o la religiosidad en Ripoll y en los Pirineos gerundenses. No te pierdas la colección dedicada a la forja y al hierro, elementos fundamentales en la economía del Ripollès desde la Edad Media, ni la colección de armas de fuego portátiles ripollenses, un producto que alcanzó fama internacional.  
 
FARGA PALAU
 
A solo unos pocos minutos caminando en dirección al río Freser, en el Passeig de la Farga Catalana, encontrarás la Farga Palau. Fue fundada como fragua de hierro en el siglo XVII y mantuvo su actividad durante cinco siglos, aunque posteriormente se transformó en fragua de cobre hasta que cerró en el año 1978. Es una visita interesante, pues es la única fragua completa que se conserva en Cataluña. Además, fue declarada lugar de interés metalúrgico mundial.
 
RUTAS POR LOS ALREDEDORES
 
Además de estos espacios históricos y culturales, no te marches de Ripoll sin probar antes su gastronomía, como los embutidos, o sin acercarte a la naturaleza, ¡tienes los Pirineos a un tiro de piedra! Puedes recorrer a pie estas rutas que te llevarán a las cuatro cimas que rodean Ripoll y desde las que puedes contemplar la villa.
 
 
¿Hemos conseguido inspirarte? ¿Tienes otras ideas interesantes para esta propuesta? Envíanoslas a través de Facebook o publica tus imágenes en Instagram con el hashtag #patrimonicultural