Castillo de la Suda | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.
Castillo de la Suda El mirador del Ebro
Considerado uno de los principales monumentos históricos de Tortosa junto con la catedral y los Reales Colegios, el castillo de San Juan, conocido como el castillo de la Suda, es un testigo clave del pasado andalusí de la ciudad. Además, conserva la única necrópolis islámica a cielo abierto de Cataluña.

Fue construido en el siglo X bajo el califato de Abderramán III, encima de una antigua acrópolis romana. A pesar de la altura, un enorme pozo excavado dentro del recinto bajaba a buscar el nivel del Ebro para abastecer la fortaleza de agua.

Tras la conquista de Tortosa en manos de Ramón Berenguer IV en 1148, el castillo se convirtió en prisión. Fue propiedad de los Montcada y de los Templarios y fue la residencia preferida del rey Jaime I de Aragón. Además de palacio real, ha sido también el tribunal de justicia. Actualmente alberga un parador de turismo.

De la época islámica, además del cementerio musulmán de gran importancia, se conservan el trazado y los basamentos de las murallas y también el pozo. Éste está formado por galerías subterráneas que acogían un molino y dos hornos.

El legado medieval se puede ver en algunos ventanales góticos, la nave del polvorín y el patio de armas. Aún así, pasa desapercibido ya que en los siglos XV y XVII el castillo sufrió muchas modificaciones por motivos defensivos.

Planifica la visita

¿Qué puedo hacer?
Disfruta de la vista panorámica de la ciudad de Tortosa desde la que se conoce popularmente como la Punta del Diamante del castillo o torre de Túbal.
Servicios
AccesibilidadCafé / Restaurante
Contacto
Parador de Tortosa
Castell de la Suda, s/n
43500 Tortosa
Tel. (+34) 977444450
¿Dónde comer y dormir?