Josep Puig i Cadafalch | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.
Josep Puig i Cadafalch El impulsor de Empúries
T
Arquitecto, historiador del arte, político y arqueólogo, Josep Puig i Cadafalch fue un personaje polifacético. Su trayectoria impregnó culturalmente y políticamente la historia de Cataluña entre finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX: entre el modernismo y el novecentismo

Nació en Mataró en 1867. Tras estudiar arquitectura y ciencias exactas, y de trabajar como arquitecto municipal de su ciudad natal, proyectó un gran número de obras por todo el territorio catalán, especialmente en Barcelona y el Maresme. En Barcelona destacan la casa Martí –Els Quatre Gats–, la casa Amatller, la casa Macaya, la casa Trinxet –ya desaparecida–, la antigua fábrica textil Casarramona –actual sede del CaixaForum–, las columnas con capitel de estilo jonico a los pies de Montjuic, que evocan las cuatro barras de la señera, o la casa de las Punxes, seguramente su obra más conocida popularmente. También diseñó la casa Coll i Regàs de Mataró –era su residencia estival– y la masía el Cros dels Garí, en Argentona. En Sant Sadurní d’Anoia, Puig i Cadafalch construyó las famosas Caves Codorniu.

A parte de su faceta de arquitecto, Puig i Cadafalch se especializó en el estudio del arte románico catalán y europeo, materia sobre la que publicó numerosas obras, e impartió clases en escuelas y universidades de Europa y América del Norte. Entre las más importantes destacan L’arquitectura romànica a Catalunya, La geografia i els orígens del primer art romànic L’escultura romànica a Catalunya. A partir del 1908 impulsó y dirigió las excavaciones de Empúries, a través de la Junta de Museus, hasta el 1923. Fue el fundador del Institut d’Estudis Catalans, el año 1907, y, posteriormente, lo presidió, a la vez que impulsó su recuperación desde la clandestinidad bajo la dictadura franquista. 

Puig i Cadafalch fue también un destacado político catalanista alineado con el conservadurismo de la Liga Regionalista y desde estas posiciones tuvo otras responsabilidades de gobierno. Fue elegido regidor del Ayuntamiento de Barcelona (1901-1905), diputado a las Cortes del reino de España (1907-1909), diputado provincial para Barcelona y presidente del gobierno de la Mancomunitat de Cataluña después de la muerte de Enric Prat de la Riba hasta la dictadura de Primo de Rivera (1917-1923). A partir de entonces abandonó las responsabilidades gubernamentales y situó su actividad política en un segundo término. En 1936, con motivo de los hechos revolucionarios sucedidos al inicio de la Guerra Civil, tuvo de exiliarse a Francia y, al volver, en 1942, el régimen franquista le prohibió ejercer de nuevo como arquitecto. Hasta la fecha de su muerte, en 1956, continuó las investigaciones sobre arte románico e impulsó actos literarios y culturales de carácter catalanista y, a menudo semiclandestinos. 

Nuestra Comunidad

#patrimonigencat