Fin de semana románico: de Barcelona a Vic | Patrimonio Cultural. Generalitat de Cataluña.

Escapadas



1. Museu Nacional d'Art de Catalunya (Autor: Josep Giribet)
2. Sant Pau del Camp 
3. La Moreneta (Autor: Josep Giribet)
4. Castell de Cardona (Autor: Josep Giribet)

Mapa

Fin de semana románico: de Barcelona a Vic

Descubre un entorno de museos y monasterios
Barcelona
Barcelona y Vic nos invitan a gozar de magníficas colecciones románicas en los museos; pero entre las dos ciudades hay un camino lleno de arte e historia.

OLÍMPICA, ROMÁNICA, INSOLITA

Ciudades olímpicas hay muchas, pero solo Barcelona tiene joyas  románicas junto a su Estadio Olímpico. El Museo Nacional de Arte de Cataluña tiene una de las colecciones de arte románico más importantes del mundo.

Sin embargo, no todo el románico se puede ver en el MNAC. En pleno centro de la ciudad encontrarás uno de los lugares más tranquilos del bullicioso Raval: el antiguo monasterio de Sant Pau del Camp es una joya románica aún poco conocida.

“RECICLAJE” ARTÍSTICO

Ya en el Vallès, Sant Cugat se levanta sobre un pozo de historia. Su monasterio románico se encuentra en la antigua ubicación de una fortaleza romana, el Castrum Octavianum. Lo mismo sucede en Terrassa, donde el Conjunto Monumental de las Iglesias de Sant Pere se levanta sobre un viejo núcleo visigótico. Aprovechar lo construido en épocas anteriores ha sido una práctica muy habitual a lo largo de la historia.

TIERRA DE MONASTERIOS

La ruta sigue en el Bages. Historia, mitos, geología y arte marcan la personalidad del peculiar macizo de Montserrat. La popular Moreneta, la patrona de Cataluña, es una Virgen románica originariamente blanca, que ha ido oscureciendo por la degradación de los materiales y los pigmentos.

En Sant Fruitós encontrarás Sant Benet de Bages, un icono evocador de la Edad Media para muchos de los autores de la “Renaixença” y uno de los principales monasterios románicos del país. Una estima similar merece el máximo exponente del primer románico catalán: la canónica de Sant Vicenç de Cardona.

Ahora te proponemos volver a visitar salas llenas de nuestro mejor románico: no puedes perderte las pinturas, las esculturas y los objetos litúrgicos del Museo Episcopal de Vic. Pero en la capital de Osona hay muchas más cosas por ver: su centro histórico tiene joyas románicas como el campanario y la cripta de la Catedral de Sant Pere.

La visita acaba a orillas del Pantano de Sau. En Masies de Roda culmina tu viaje conociendo el único monasterio benedictino de la comarca, Sant Pere de Casserres, donde una exposición permanente difunde el estilo de vida de los monjes del siglo XI.


¿Hemos conseguido inspirarte? ¿Tienes otras ideas interesantes para esta propuesta? Envíanoslas a través de Facebook o publica tus imágenes en Instagram con el hashtag #patrimonicultural.